Ya ha llegado la PSD2 ¿Estamos preparados?
NOTICIA
16 ene 2018
Commentarios 0

La regulación PSD2 tan esperada ya está aquí.

El sector financiero y bancario va a sufrir un cambio radical donde los servicios que ofrecen estas entidades dejarán de ser exclusivos.

Esto se traduce en que la estrategia que cada entidad decida adoptar en relación a este cambio afectará directamente a su posicionamiento en el sector, y no solo eso, sino que además marcará en gran medida su futuro.

Con la implantación de esta regulación la distribución de productos también se verá afectada, además tenemos que tener en cuenta la normativa MiFid II, la cual impulsará la transparencia y supervisión de los mercados financieros.

Los bancos que mantengan una estrategia abierta al cambio tendrán a su disposición la oportunidad de centrar sus actividades en el core de su negocio, permitiéndoles crear productos más complejos e innovadores, e integrar las capacidades de las empresas “fintech” especializadas en tecnologías financieras.

Estas entidades se diferencian en una visión de negocio ágil y centrada en crear experiencias de usuarios realmente únicas.

El resultado que podemos esperar con esta nueva regulación es una “europeización” de las aplicaciones de finanzas de carácter personal, ya que los actuales proveedores de información, las APIs bancarias, no supondrán un coste extra a la hora de añadir los diferentes bancos europeos a su catálogo.

Pero lo que convierte a PSD2 en el mayor cambio para la banca comercial de las últimas décadas, y probablemente del último siglo, es la aparición de la figura del ASPSP.

Esto es revolucionario, porque supone dividir un banco tradicional en dos partes. Un back-end (ASPSP) y un front-end (AISP y PISP) o distribución de productos y facilitar la competencia entre este último con terceros no bancarios en igualdad de condiciones, ya que la directiva se basa en dos principios muy claros: neutralidad y mismas reglas del juego.

Muchos bancos se tendrán que plantear si deben tener un front-end para el público general o concentrarse en tener el mejor back-end posible, que es donde la competencia será menor y donde están sus mayores competencias.

El gran beneficiado será el consumidor y la empresa, que verán como aumenta la transparencia y la competencia en los servicios financieros a niveles nunca vistos hasta ahora.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.