No es Black Mirror, es Blockchain. El futuro de la banca ya está aquí.
NOTICIA
13 jun 2018
Commentarios 0

Seguramente más de una vez te habrás quedado perplejo con los universos que Black Mirror plantea en cada uno de sus capítulos. Estarás de acuerdo con nosotros que quizás sea de las pocas series de Netflix que no es de maratón, sino de digestión. Lejos de poder engullir capítulo tras capítulo sin descanso, Black Mirror es una serie a la cual hay que saber degustarle su contenido con calma, apreciar sus alucinantes detalles y sopesar su forma sutil de plantear paradigmas que son tan futuristas como cercanos. Hay algo especial que caracteriza a Black Mirror, su fantástica capacidad disruptiva.

Si hacemos el ejercicio de escapar de la ficción y buscar en lo alto del podio de la realidad algo que pudiera ser perfectamente susceptible de protagonizar el guion de uno de sus mejores capítulos, eso es la Blockchain. La cadena de bloques ha roto todo el paradigma, ha dado vuelta al tablero y nos ha dejado absortos en la vida real como si de un mismísimo capítulo de Black Mirror se tratase. ¿Quién sino un auténtico escritor de ciencia ficción podría imaginar un mundo de finanzas sin un tercero de confianza? ¿En qué cabeza utópica cabe un sistema abierto que garantice el anonimato con una regulación consensuada y 100% democrática? ¿Quién podría plantearnos la idea de hacer auténtico punk con el sistema financiero?

Aunque no te lo creas, estas premisas no son ficción ni pertenecen a Black Mirror, son una realidad, pertenecen a la Blockchain, y el sector financiero ha sabido posicionarse como pionero en el uso de estas tecnologías disruptivas para optimizar su eficiencia. La banca ha sabido readaptarse a esta nueva realidad generando sus propias cadenas de bloques privadas o hacer buen uso de semipúblicas permisionadas como Alastria. A continuación describiremos 3 casos de uso fundamentales en los que el sector financiero ya está haciendo uso de la tecnología Blockchain:

1. Trade Finance en la Blockchain: En todo proceso de importación/exportación siempre ha habido problemas de confianza. Mientras que importador siempre ha temido pagar y no recibir la mercancía, el exportador se negaba a enviar la mercancía por miedo a no recibir el pago después. Hasta ahora la solución era algo más compleja, el banco del importador hacía de intermediario junto al banco del exportador prometiendo pagar y enviar la mercancía respectivamente. Solo de esta manera ambas partes quedaban protegidas de cualquier posible fraude por las partes. Como toda nueva tecnología, Blockchain llegó para simplificar todo este proceso. ¿Qué papel cumple la cadena de bloques aquí? Imagina una especie de libro mayor de contabilidad en una red de colaboración digital, con información encriptada como moneda de cambio, con un control democratizado de los movimientos de dicho libro, y el consenso de la red como tercero de confianza. Además, cada nodo o miembro de la cadena de bloques actualiza la información y elimina la necesidad de que haya múltiples copias de múltiples documentos almacenados en múltiples bases de datos (información de crédito, envíos, facturas) de diferentes entidades (importador, exportador, bancos, etc…). Con la Blockchain todo esto se terminó, el proceso se reduce a un solo documento digital que se actualiza al instante y del que todos los miembros de la red pueden corroborar su validez de manera prácticamente simultánea, haciendo de dicho proceso de importación/exportación algo mucho más fácil para todas las partes implicadas.

2. Identidad Digital en la Blockchain: Tiempo ha pasado desde que nuestra identidad fuera confirmada por nuestra familia. Incluso nos estamos alejando ya de la llamada identidad burocrática materializada en el analógico “DNI”. La identidad se está volviendo digital. Somos los hijos de la encriptación, somos del clan del token. Esto ha abierto la mentalidad de las entidades bancarias, y los horizontes de la convergencia tecnológica se están volviendo muy prometedores en el sector financiero. Con la llegada de la tokenización, los procesos de Onboarding, o incluso el trabajo conjunto entre las diferentes entidades bancarias en el tratamiento de datos de los clientes podrían marcar el futuro de las arquitecturas. Si en la Blockchain la identidad de los clientes está asociada a una determinada encriptación y los nodos de la cadena lo certifican en consenso, la regulación bancaria en lo relativo a información personal y datos del cliente podría gozar de una completa automatización. Esta nueva tecnología podría ser el camino hacia una sinergia entre las diferentes entidades bancarias, creando un abanico de posibilidades para desarrollar un Onboarding Digital seguro, rápido y eficiente. Por el momento solo son ideas pioneras, un largo camino de nuevas regulaciones que de hacerse realidad podrían generar nuevas oportunidades de desarrollo. ¡Habrá que estar atentos! Nosotros ya estamos investigando en ello.

3. Préstamos en la Blockchain: Un préstamo personal siempre ha sido un auténtico quebradero de cabeza tanto para el banco por su riesgo de impago, como para el cliente en temas de burocracia. El sector financiero ha sabido aceptar esto con la adecuada mentalidad de revitalizarse. Tal es así que en la Blockchain ha encontrado la respuesta a muchas de las preguntas que esta problemática viene planteando desde hace tiempo. Con sistemas de scoring basados en la Identidad Digital en Blockchain, el banco suma a su papel de árbitro el papel de un adorable anfitrión. ¡Bienvenidos sean los nuevos bloques de la cadena! El scoring aparece así como una solución tecnológica que coteja los parámetros registrados en los diferentes nodos para ofrecer recomendaciones de aprobación (o no) de una financiación. De esta manera, un préstamo de estas características optimiza la burocracia, genera unas tasas mucho más competitivas para el cliente, y otorga una seguridad de cumplimiento para la entidad prestamista.

Esto se llama Blockchain y la nueva temporada ya está online. El sector financiero nos ha dado en mano sus primeros tres guiones para una gran maratón de entretenimiento real. Podría ser Black Mirror, lo sabemos, pero es Blockchain. Pon las palomitas en el microondas y paga tu suscripción al mundo real. Empieza el show.

SÍGUENOS EN REDES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.