Microservicios como acelerador de TI para la banca
NOTICIA
24 ago 2017
Commentarios 0

Los bancos tienen que reaccionar cada vez más rápidamente frente a los cambios en las demandas de los clientes o del mercado, y la tecnología como los microservicios pasan a jugar un papel importante para asegurar la flexibilidad y agilidad de los bancos.

La presencia de empresas fintech en combinación con nuevas directivas de servicios de pagos (PSD2) que fomenta la expansión de la industria de pagos, incentiva a los bancos a desarrollar nuevos productos y servicios de forma rápida y eficiente, donde el concepto de microservicios adquiere un gran valor ya que aceleran los procesos de TI.

En términos de agilidad, las aplicaciones monolíticas alcanzan rápidamente sus límites debido a su propia naturaleza. La aplicación tecnologica de contenedores y las arquitecturas de microservicios permiten que estos procesos de desarrollo sean mucho más flexibles, reduciendo con ello los costes.

La tecnología de contenedores ofrece un medio cómodo y eficaz de desarrollo de aplicaciones haciendo más sencilla la paquetización del software. Estos contenedores pueden entrar en producción de forma mucho más rápida y son más portátiles que las aplicaciones tradicionales, ya que contienen todo el entorno de aplicación. También facilitan el aprovisionamiento aislado y eficiente de múltiples aplicaciones en un único sistema operativo host.

Los contenedores son particularmente adecuados para aplicaciones que se basan en componentes y se ejecutan en una arquitectura de microservicios.

A diferencia de las arquitecturas monolíticas, los microservicios se componen de servicios independientes y ligeramente acoplados con una funcionalidad técnica propia. Gracias al control de versiones de la interfaz, es posible descartar que los cambios realizados en un servicio afecten la funcionalidad o características de otro servicio. También es posible realizar actualizaciones o mejoras de manera más frecuente y específica, sin tener que actualizar toda la aplicación.

La arquitectura orientada a servicios (SOA) ya ha demostrado que es más eficiente realizar cambios en servicios más pequeños con interfaces definidas.

La escalabilidad es también muy superior a la de las arquitecturas monolíticas, ya que los servicios pueden escalarse de forma independiente para responder a las necesidades.

Actualmente, las aplicaciones bancarias online y móvil, suelen estar diseñadas como microservicios. Los contenedores y microservicios son adecuados tanto para diseñar nuevas aplicaciones como para transferir a contenedores y microservicios aplicaciones existentes.

La tendencia bimodal en el sector bancario

Estos cambios determinan la emergencia de dos velocidades de TI en el sector bancario. La infraestructura de TI tradicional con el sistema de core bancario seguirá estando en primera línea. Éste está diseñado teniendo en cuenta la seguridad y la estabilidad, que se priorizan sobre la introducción de nuevas funciones y servicios. Por este motivo, las TI tradicionales necesitan ser complementadas con una infraestructura más ágil, que soporte el desarrollo y despliegue de aplicaciones rápidas y flexibles.

La mayoría de los bancos pronto utilizarán arquitecturas de TI basadas en la combinación de modelos tradicionales y ágiles. Esto incluye la base tradicional y segura de TI operativa y un diseño de TI no lineal más ágil. Las aplicaciones bancarias tradicionales que operan con datos estratégicos críticos se ejecutan en la infraestructura de TI operativa, mientras que las aplicaciones de TI más ágiles utilizan modelos de TI escalables que permiten responder rápidamente a los nuevos requisitos o condiciones de negocio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.