Convergencia Tecnológica: El Big Bang del Fintech Insurtech
NOTICIA
20 jun 2018
Commentarios 0

La necesidad de adaptación nos viene persiguiendo desde la misma explosión del Big Bang. La luz se hizo un hueco en el cosmos creando la vida como la conocemos y desde ese mismo momento no hemos dejado de luchar por sobrevivir. Con tres revoluciones industriales a la espalda, y cuando parecía que el progreso nos estaba dando por fin un respiro del carbón, de la fábrica e incluso de Internet, la información como valor ha llegado al campo de batalla dispuesta a crear las barricadas de esta nueva era. Vivimos una revolución tecnológica en la que la información se ha convertido en la principal moneda de cambio, una transformación que descansa sobre un concepto innovador que empieza a ser el comodín “trendy” del argumentario Fintech / Insurtech: la Convergencia Tecnológica.

¿Qué es la Convergencia Tecnológica y qué sentido tiene para la nueva Banca Digital y las aseguradoras? Como bien vimos en las “5 NORMAS PARA SOBREVIVIR A LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL” estamos viviendo un proceso en el que los diversos sistemas tecnológicos tienden a evolucionar hacia la realización de tareas similares de manera conjunta. Hablar de tecnologías como planetas aislados sin tener en cuenta el proceso de convergencia que está naciendo entre ellas empieza a carecer de sentido. Es importante que seamos capaces de ver la importancia de esta sinergia, y además no perder de vista la idea de que nos estamos refiriendo a tecnologías que no crecen a través de una evolución progresiva sino que lo hacen a un ritmo exponencial.

Tanto el sector financiero como el de las aseguradoras están viviendo su propio Big Bang, tres explosiones estelares que están dando origen a un nuevo universo en plena convergencia de tecnologías exponenciales:

1º Explosión - Internet de las cosas (IoT): Y el primer día la luz nos cegó los ojos y se crearon las cosas. El IoT nació de las estrellas y llegó al universo de la digitalización para converger, esa era su naturaleza y para ello estaba pensada. La comunicación inteligente entre dispositivos siempre conectados y la capacidad de recibir instrucciones para la recopilación y el análisis de datos conformaron los cimientos de este nuevo modelo. Había nacido una nueva galaxia, un pedacito del cosmos en el que estos dispositivos recopilaban información útil de los clientes para permitirnos tomar decisiones de negocio inteligentes. Hablamos del punto de partida, el amanecer de un nuevo sistema de estrellas dispuesto a generar nuevas explosiones en cadena que marcarían los futuros modelos de negocio.

2º Explosión - Inteligencia Artificial: ¿Pero qué era una IoT sin corazón? Para dar sentido a la comunicación entre las cosas se volvió necesario crear un lenguaje. Alguien tenía que asumir el papel de canal de comunicación, recoger la información de la IoT y viajar veloz como un cometa hacia el análisis de decisiones estratégicas. Porque esta clase de industrias no solo dependen de la información, sino también de que esa información sea entregada en tiempo real. Somos presos del “Aquí y ahora”, y así fue como al segundo día la IA iluminó el cielo con elementos que facilitaron el camino y dieron conversación fluida a la convergencia. En una era de cambios alrededor de los modelos de negocio, la IA se ha hecho su espacio como el factor transversal en todas las relaciones con los clientes. De esta manera, se han hecho hueco en el paradigma herramientas de analítica avanzada de datos o conceptos relevantes de la IA como el “Machine Learning” o el  "Natural Process Language"  para conseguir doblar el espacio-tiempo.

3º Explosión - Blockchain: ¿Pero cuál era el problema con esta tecnología? ¿Quién o qué modelo verificaría entonces la autenticidad de lo registrado por la IoT? ¿Quién es el notario intermediario entre lo dicho y lo escuchado por las cosas interconectadas en el nuevo universo que acababa de nacer? Pues lo cierto es que al tercer día las estrellas se unieron, dando nacimiento a la Blockchain para dar orden al caos. La aparición en escena de los Smart Contracts permitieron que toda la información trazable y rastreable pueda generar llamadas a modificaciones automáticas, cerrando así el gran círculo de la convergencia. En esencia, un registro de peticiones que yace en un libro de datos avalado por la confianza de todos los clientes, que analiza, automatiza y modifica soluciones de manera inteligente dependiendo de la información recopilada por la IoT y con el apoyo incondicional de la Inteligencia Artificial. Descubre más acerca de Blockchain y sus casos de uso en la banca en “No es Black Mirror, es Blockchain”

Definitivamente ya no podemos entender los procesos tecnológicos de manera independiente. Lo que caracteriza la nueva era del sector financiero es la sinergia y la conexión entre cada uno de los procesos tecnológicos que están marcando el cambio de escenario. La convergencia ha explotado creando millones de átomos que viajan a la velocidad de la luz y nos ha dejado el universo a nuestros pies. Ahora sólo nos queda aprender a adaptarnos… (Una vez más).

SÍGUENOS EN REDES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.