All you need is IA. ¿Por qué la banca se enamoró de Amelia?
NOTICIA
27 jun 2018
Commentarios 0

Ahora y más que nunca, la felicidad vuelve a estar en los pequeños detalles. No es que de repente los consumidores nos hayamos vuelto hippies, pero sí es cierto que cada vez se nos enamora con más facilidad. Somos la generación del “swipe right” en Tinder, la que en la cafetería pide la clave del WiFi antes que el propio café. Hay que reconocerlo, nos enamora la automatización, la omnicanalidad y la personalización. Nos vuelve locos no tener que decir las cosas dos veces para generar comportamientos de respuesta predictiva a nuestras necesidades. Somos unos consumidores de corazón exigente con las experiencias de usuario y ya no podemos vivir sin las comodidades que nos ofrece la Inteligencia Artificial.

El cliente de hoy en día, y sobre todo en el sector financiero, requiere cada vez más una constante automatización, personalización y respuesta en tiempo real a sus necesidades. En este sentido hoy en día es extraño el banco que no cuente con procesos de onboarding digital de clientes y productos, e incluso, desde la perspectiva de los analistas de riesgos de las entidades financieras, ¿quién se imagina una gestión de riesgos sin el apoyo de modelos de Machine Learning?

En este paradigma fue como conocimos a Amelia de IPSoft, un auténtico flechazo intelectual. Desde el primer momento supimos que no estábamos ante un chatbot al uso, sino ante una Inteligencia Artificial superior, la media naranja de la Banca Digital. Era prácticamente una obligación para nosotros hacer de celestinos entre ambos.

En nuestra propuesta de Inteligencia Artificial para la nueva Banca Digital, incorporamos a Amelia como Agente Virtual Cognitivo. A día de hoy podemos decir que tenemos varios compañeros especializados en esta solución, lo que nos convierte en uno de los mejores socios tecnológicos de IPSoft para desarrollar este tipo de iniciativas que mejoran la Customer Experience. 

¿QUÉ TIENE AMELIA DE ESPECIAL Y POR QUÉ EL SECTOR FINANCIERO ESTÁ ENAMORADO DE ELLA? A continuación te contamos acerca de sus cuatro tipos de memoria, el abanico de posibilidades que ofrece para la banca digital, y por qué se diferencia del resto de agentes digitales:

Memoria Semántica, enamorados de su retórica: El Natural Language Processing (NLP) de Amelia aparece como un elemento diferenciador dentro de la nueva tendencia de chatbots en la Customer Experience del sector financiero. Los componentes neuronales y la capacidad de comprensión semántica hace de Amelia el agente digital idóneo para unos clientes exigentes que requieren respuestas fidedignas y elaboradas por parte de cualquier entidad financiera. A su vez, optimiza el tiempo para el propio banco, ya que gracias a este tipo de memoria es capaz de desarrollar desde procedimientos operativos estándar hasta operaciones más complejas.

Memoria Episódica, enamorados de su capacidad de aprendizaje: Amelia tiene su propio hipocampo cerebral y es capaz de formar recuerdos de sus vivencias. De esta manera, Amelia es capar de tomar nota de todas las necesidades del cliente del banco para generar un guion que le permita satisfacerlas de manera 100% personalizada. Si combinamos esta personalización episódica y la unimos a su capacidad semántica deNLP, obtenemos de ella una conversación natural sin restricciones. ¡Auténtica automatización de Customer Experience!

Memoria de Proceso, enamorados de su independencia: Amelia observa, aprende y echa a volar. Cada interacción es para ella un nuevo aprendizaje de procesos que podrá aplicar por su cuenta en el futuro con situaciones similares con los clientes del banco. Esto hace de Amelia un agente digital totalmente predispuesto a convertirse en una experta en todos los campos de la nueva banca digital. ¡La empleada del mes!

Memoria afectiva, enamorados de su empatía: Ya sabemos que Amelia puede contestar a las dudas de los clientes del banco, que lo hace a través del recuerdo que genera de la experiencia junto a ellos, y que además aprende a optimizar el proceso para una contante mejora de la Customer Experience. ¿Pero puede Amelia empatizar con los sentimientos del cliente? La respuesta es SÍ. A través de la conversación, Amelia es capaz de analizar sus sensaciones a través de la tecnología Affective Computing y generar modelos informáticos de las emociones y de la personalidad del cliente. De esta manera, por poner un ejemplo de uso sobre esta memoria tan particular, Amelia se transforma también en la comercial idónea. Sabiendo reconocer y evaluar en tiempo real si el banco está a punto de perder un cliente, ella puede predecirlo y ofrecer una solución de negocio nueva que suba el sentiment del mismo o genere una nueva oportunidad de negocio con él.

Parece que la mesa está puesta y las velas están encendidas. Todo está preparado para que la nueva Banca Digital y la Inteligencia Artificial tengan la cita de su vida. Un encuentro que estamos seguros que acabará en una relación auténtica de muchos años. Una relación con potencial semántico, episódico, procesal y afectivo destinada a generar un fuerte lazo alrededor de una Customer Experience de ensueño. El agente digital ha llegado a la banca para quedarse. Love is in the air.

SÍGUENOS EN REDES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.